BIENVENIDOS

Este espacio se va construyendo a base de diversos relatos, todos de la CIUDAD DE MÉXICO.
Algunos del Edificio Vizcaya,
El resultado en la web, ha sido muy interesante, ya que

comenzaron a llegar a dyannameyers77@yahoo.com ,
y se han ido agregando, en primera instancia en la web. NO SIN ANTES SER REVISADO SU ESTILO.
Al enviar su historia, relato, cuento o relato , usted cede los derechos sobre el mismo, con lo cuál puede ser modificado en estilo y utilizado para su publicación en un futuro, por la responsable de éste espacio.

www.edificiovizcayamexicocity, www.historiasdefantasmasedificiovizcaya.blogspot.com, www.angelesedificiovizcayamexicocity, www.historiasdelahistoriamexicocity, son páginas de la misma editora. Les invitamos a seguir siendo parte de los colaboradores, de los lectores participantes de éste sitio , que muestra un espacio sumamente interesante y maravilloso de las historias de la Ciudad de México.
Gracias a todos aquellos que colaboran, a quiénes me han permitido entrevistarlos y hacer envío de fotos y en suma hacer posible este sitio.

EDIFICIO VIZCAYA... HISTORIAS Y TESTIMONIOS

HISTORIAS DEL ANFITEATRO.¡¡¡ ATREVETE A ESCUCHARLAS!!!

SIGUENOS....

RETOS FEMENINOS

Twitter

martes, 24 de agosto de 2010

EL ARMARIO . Historia del Edificio Vizcaya . Colaboración



Yo siempre he tenido verdadera gusto por las antiguedades. Me mudé al edificio Vizcaya a principios de los ochenta.Soy un solitario empedernido y asiduo lector de tiempo completo. En ese sitio podía además dar rienda a una de mis pasiones, comprar muebles antiguos , que normalmente son amplios. Me hice de un mobiliario muy bello, a unas cuadras siempre visitaba un mercado de pulgas, donde se encuentra desde un alhajero minúsculo hasta un comedor de 12 espacios. Es sobre  Cuauhtémoc, nombre de la calle en la que se convierte la Ave. Bucareli-sitio donde se encuentra el Edificio Vizcaya- .
Ahi compré a bastante buen precio una cama primorosa y un ARMARIO, ambos de finísima madera.
Sin poder ocultar mi felicidad, comencé a limpiarlo de polvo, y agregarle un poco de aceite rojo,para proteger la bella madera y acrecentar sus vetas.
De pronto me sentí muy cansado, como casi enfermo.
Decidí dejar mi tarea y cerré las puertas del recién adquirido armario, que contaba con una larga y brillante  luna trabajada en finos zarcillos de flores alrrededor. Brillaba como un pedazo líquido de plata. Me dió escalofrío.
Mi malestar continuó acompañado con un intermitente dolor de cabeza y decidí acostarme temprano, sintiéndome muy cansado. Instintivamente opté por dormir en mi estudio , lleno de libreros y con un magnífico sillón .Me sentía Agotado realmente.



 Por la mañana, desperté muy temprano, eran apenas las 6 am, Algo como un murmullo de voces femeninas, me despertó... no recordé que soñaba y pensé que por ahí venía esa sensación.Me sentía cansado y muy adolorido del cuello y las piernas. Al ponerme en pie, me dió un giro la cabeza, y empecé a sudar muy frío.


LLamé a mis 2  mejores amigos, con los que iría más tarde a jugar ajedrez y les comenté mi malestar.Me disculpé porque no asistiría y decidimos que me harían compañía, eso sin duda me animaría . 
 El inicio de mi extraña experiencia comenzaba, mientras jugábamos en la sala, escuchamos pasos por sobre la madera, que crujía frente a nuestras narices.
Al ir a enseñarles mis muebles recién adquiridos, el ARMARIO lucía lleno de polvo y con el espejo o luna  -que un día antes  apenas yo mismo dejara inmaculada, estaba completamente sucia, como  si unas manos llenas de lodo, se hubieran encargado deliberadamente de embadurnarlo, se veían los deditos, eran como pequeñas y delgadas manos de mujer.



 Mis amigos me miraron intrigados ante el asombro que  yo demostraba. Por supuesto les expliqué que apenas llegó el mueble yo me había dado a la tarea de limpiarlo  y ahora ¡¡¡estaba tan sucio!!!. Recién apartaba la vista del mueble, cuando un olor desagradable comenzó a sentirse, olor a podrido. Me dirigí hasta las piezas de la antigua cama, pensando que algo no visto el dia anterior... y al moverlas, aparecieron manchadas de un goteo oscuro, denso, que nunca ví al adquirir aquella cama, con dibujos en la madera de flores y en la piecera también.
Ambas lucían seriamente manchadas, parecía sangre , que con las horas había perdido su vital tonalidad, salpicaduras extensas. Me abrazó una sensación de frío en el estómago.
Mis amigos se ofrecieron a limpiar aquéllo, y solo me pidieron que me retirara un rato a descansar y tomar un poco de agua.Me veían como transtornado y no se atrevían a decir  que lo pensaban.
Uno de ellos alabó el estilo de ambos muebles , su tallado y  El no solo es un experto en muebles sino  amante de los mismos por lo que yo sabía que tendría mucho cuidado en quitar aquel material pegajoso.
Acepté retirarme a mi estudio, estaba enfermo.
El olor continuó y parecía moverse de sitio.
No solo limpiaron los muebles sino que armaron la cama, que lucía realmente hermosa.
Yo comencé con fiebre. Mis amigos insistían en que llamara al médico. Solo acepté y les agradecí que se quedaran esa noche.
El ARMARIO, había quedado impecable nuevamente. Hasta dudé sobre si solo había imaginado el que yo ya lo aseara al llegar , un día anterior.
Esa noche, no pudimos dormir. Había una atmósfera siniestra, aplastante.
Mau, escuchó un llanto y vino a decirnos, que el olor espantoso, estaba ahora en el pasillo.
todos oímos claramente el llanto, era de mujer.
Pese a estar con dolor y malestar de cuerpo, cuello y cabeza, no pude al igual que ellos dormir.
Todos   analíticos, comprendimos que el olor y el llanto no lo imaginábamos y que estábamos ante un real caso de presencia no viva, fantasmal, energética.


Un caso tal vez de asesinato, donde el alma o almas habían plasmado su dolor inmenso en aquellas finas maderas.
 Para la tarde, de nuevo exhibían sus manchas. El Armario sus huellas de aspecto lodoso, empañando el espejo y las oscuras dispersas por la cabecera y piecera.
Pese a que aquéllos muebles  eran muy bellos y valiosos. Decidí que no deseaba tenerlos en mi casa, así que fuimos a la iglesia San Pedrito, cercana al Edificio y pedimos al padre que viniera a bendecir y rezar algo para un alma en pena, antes de deshacerme de mis muebles recién adquiridos. 
Ni siquiera logro olvidar del todo el malestar real que sentí cuando los bendecían,  El rostro sereno del sacerdote , quién sin embargo sudaba y se veía conmovido como todos nosotros ante éste particular evento de manifestaciones extraordinarias mientras se rezaba todos escuchamos los fantasmales sollozos , el cura habló de la presencia  un gran dolor  mezclado con enojo.
Ningún espíritu se quedó en mi espacioso departamento.
Pero esto me ocurrió y fué en este lugar. Gracias por este sitio. Verdaderamente  muy interesante.


 Lic.Mario de la Peña.
















domingo, 8 de agosto de 2010

HISTORIA DE ALMAS EN PENA EN UN RETIRO ESPIRITUAL. Colaboración







Mi relato se ubica en  Lagos de Moreno, Jal. durante una visita a un centro de retiro espiritual.
Cómo voluntaria de un centro para personas de la tercera edad.
Mi grupo de amigas y yo fuimos -eramos 9- con el deseo de una experiencia y para pasear.

El caso es que ese lugar es desde principios del siglo pasado me parece que de las madres clarisas.
Un sitio hermoso, que tuvo su historia  de terror y violencia durante la época de los cristeros.
La primera noche después de la cena a las 7pm. Nos reunimos a leer a los ancianitos, en ese momento
escuchamos Maria Fer y yo un llanto infantil muy claro y lastimero,recuerdo como se me erizaron los
cabellos de la nuca, sin entender el porqué, concientemente no sentía miedo...

Al dormir, en unas habitaciones compartidas , enormes y bien ventiladas.
De nuevo aquél llanto infantil tan peculiar.


Salimos sin poder conciliar el sueño, Marifer y yo, caminamos hacia lo que parecía un solar y al sentarnos bajo la Luna llena en una banca de piedra, el llanto pareció multiplicarse por varios lados a un tiempo, era alucinante, escuchar aquél llanto diversificado extrañamente.
Vimos claramente como una sobra de pequeña estatura se movía entre los rosales y un gato maulló con miedo absoluto, nosotras pegamos un brinco.
Un llanto infantil de recién nacido, esta vez se dejó escuchar, diferente a lo que habíamos percibido antes , habría una guarderia por ahi, unos niños en custodia... o eso era un hecho insólito.
Era lo último, esos llantos no eran de niños vivos, eran almas en pena.

Emparedadas algunas de estas criaturas  entre los muros, precisamente que iban hacia la huerta, otros en los terrenos del jardín, durante las épocas de violencia de  los años veintes y por violaciones a las monjas.
Nos contó una novicia de la cuál me reservo su nombre, que incluso  se sabe de una madre superior que
al practicar abortos causó la muerte de varias jóvenes monjas, quiénes penaban por ahí también.

Presencias diversas se manifestaban, sombras.. decidimos irnos de esa banca, hacia la capilla bien iluminada, al iniciar el rezo, las velas que encendidas permanecían serenas, comenzaron a ondular y algunas se apagaron de forma abrupta.



La mañana siguiente era un secreto a voces que todos habían sentido presencias y manifestaciones diversas.
Entre los ancianitos, motivo del viaje, se escuchaban relatos diversos.
No resultó un viaje placentero, las dos noches ahí realmente no dormí y mis nervios se alteraron.
Hoy escribo sobre este relato que viví y espero que aunque no sea de la Ciudad de México, lo pongan en su sitio.
Gracias.
Y.P T.